El malestar psicológico es un estado existencial que se manifiesta a través de síntomas que perduran en el tiempo, tales como: insomnio, agitación nerviosa, pensamientos intrusivos y recurrentes, sentimientos de angustia, miedo, irritabilidad, estado de ánimo negativo y ansiedad, además de otros síntomas asociados a diferentes psicopatologías.

Estos estados pueden llegar a afectar negativamente las relaciones familiares y personales, las actividades laborales y académicas y la toma de decisiones.