Diafreo-Terapia Corporal Integral

Testimonios

A: “Es la primera vez en mi vida que siento mi cuerpo de esta manera. No tengo palabras para describirlo”

CH: “Siento un colocón sano, superplacentero… que se rompen los límites. Mi cuerpo se ensancha, se ensancha… me hace ir hacia algo que no es tan concreto, sino más abierto”

P: “Siento la pelvis como si hubiera parido. Mis piernas tienen amplitud, las siento flotar. El plexo solar se expande, y sin embargo me sentía pequeña, con mucho amor y sin miedo. Se abren los eslabones de una cadena, ahí, en mis
vértebras”

L: “Estoy bien… muy aquí. Me he quitado las barreras. Estoy más presente”

J: (niña de 4 años): “¡Qué bien se está en mi cuerpo!”

C: “Me siento renovada, como si me despertara de un largo sueño”

En qué consiste el método Diafreo-Terapia Corporal Integral

Se trata de un método de terapia corporal integral. Sus técnicas y procedimientos permiten intervenir de manera eficaz sobre el dolor y las patologías musculares y articulares. Además:

  • Ayuda a prevenir el dolor físico, mejora la regulación de las funciones digestiva, respiratoria y circulatoria y la respuesta inmunitaria ante infecciones, alergias e inflamaciones
  • Facilita el reconocimiento y manejo de las emociones que están asociadas al dolor físico, contribuyendo a revisar los estilos de vida y actitudes que retroalimentan los circuitos del estrés.

En este sentido, la Diafreo se muestra como una herramienta adecuada para la prevención y promoción de la salud física y emocional.

Qué se hace en una sesión de Diafreo-Terapia Corporal Integral

De entre las herramientas utilizadas en las sesiones destaco algunas por ser las más habituales:

  • Ejercicios que facilitan el estiramiento muscular y amplían la capacidad funcional del cuerpo
  • Juegos de exploración sensorial y de conciencia no verbal, (música, danza, pintura, modelado de arcilla, regresiones inducidas…) este recurso se utiliza también en el grupo “la voz del cuerpo”
  • Diálogos para la elaboración de la experiencia
  • Narraciones breves con que construir nuevos significados sobre uno mismo y su historia.​

El proceso en Diafreo-Terapia Corporal Integral

Cuando trabajamos sobre la estructura corporal partimos de una serie de presupuestos sobre las formas corporales saludables que, a modo de indicadores, orientan la evaluación y la intervención. En la evaluación se aplican una serie de tests con los que valorar el alcance del movimiento corporal en cada persona, es decir, el grado de flexibilidad, rigidez o inhibición de los diferentes grupos musculares. Sobre esta valoración, y con las técnicas y herramientas propias de la Diafreo, se procede a un trabajo personalizado sobre las contracciones musculares, la respiración y el reequilibrio del tono muscular.

“Me siento renovada, como si me despertara de un largo sueño”

C:

Las Herramientas en Diafreo-Terapia Corporal Integral

En Diafreo, el contacto de las manos del terapeuta con el cuerpo del paciente ocupa un espacio importante. Por una parte, porque ayudan a relajar las zonas doloridas, y por otra, porque dan contención, un límite, podría decirse “una piel”, a una parte física con poca conciencia corporal. También la palabra es un instrumento importante en el trabajo corporal ya que, como elemento cultural, en gran medida construye el pensamiento y la conciencia humana. Mientras la experiencia permite a la persona concretar certezas sobre cómo le afectan los sucesos de su vida, la palabra ayuda a tomar conciencia de esa experiencia y, también, a la elaboración de un relato que le de coherencia y sentido.

Integración

En el proceso de liberación de las tensiones, las zonas musculares que permanecían bloqueadas recuperan la capacidad para ejecutar movimientos que antes no estaban disponibles. El nuevo estado corporal activa un proceso continuo en el que está comprometido la totalidad del organismo. La información va y viene entre el cuerpo somático y la mente, modificándose mutuamente. En el sistema límbico, la experiencia produce una reacción emocional que a menudo es sentida como gozosa, resultado de soltar una carga que, en ocasiones, se arrastra desde hace mucho tiempo. Este sistema también se encarga de registrar la experiencia en la memoria emocional. A su vez, en la corteza motora se producen nuevas sinapsis neuronales donde queda registrada la conducta corporal liberada. El córtex cerebral se encarga de integrar y coordinar todos estos contenidos de la nueva información y de tomar decisiones sobre la oportunidad de realizar determinadas acciones, teniendo en cuenta la situación. En el nivel estructural, el proceso implica la reorganización de las cadenas musculares y de los órganos viscerales. Desde el punto de vista funcional, se amplían las posibilidades de relación y de respuestas eficaces entre las demandas del organismo (metabólicas, afectivas, etc.) y del ambiente. Todo este proceso, necesariamente sintetizado en este texto, repercute en la conciencia. En si misma, la experiencia corporal es autoconsciencia, autoconocimiento. Al armonizar las formas corporales, requilibrar el tono muscular y liberar el movimiento diafragmático se restablece un equilibrio fluido entre las funciones orgánicas, de la vida emocional y la mental.

¿Quieres saber más?

Habitamos un cuerpo. Somos un cuerpo. Un cuerpo con las características de lo orgánico. Un cuerpo organizado en torno a un sistema nervioso que coordina a células, tejidos, órganos, vísceras, músculos y mente. Un cuerpo que facilita la expresión física de las funciones metabólica, respiratoria, digestiva, reproductora y lingüística. Un cuerpo con necesidades de contacto, de nutrición, de cuidado y de protección. Un cuerpo orientado al crecimiento, el desarrollo y el encuentro. Un cuerpo que aumenta su vibración cuando consigue la plenitud sexual, afectiva e intelectual.

Contácteme

​Solicite una cita o más información rellenando el formulario. Le atenderé a la mayor brevedad.

14 + 10 =

+34 654 155 449

Calle Padre Méndez Casariego, 6 E- 3ºE. 41003 Sevilla

info@luisjuarezcastillo.com